More Website Templates © TemplateMonster.com - July 18th 2011!

EscuelaDominical

El Ministerio de Escuela Dominical está encargado de cubrir las necesidades espirituales de toda la familia comenzando desde la corta edad de los 6 meses en adelante.

En este mundo en que vivimos, cada día está siendo puesta a prueba nuestra fe, desde las escuelas, nuestras áreas de trabajo, los vecindarios y aun nuestras iglesias. Cada vez tenemos que probar al mundo que nuestras convicciones de fe son firmes y claras, por eso la escuela dominical busca reafirmar la fe de toda la familia al ensenar la palabra de Dios a cada miembro de una manera comprensible y sencilla.

SALACUNA

Desde 6 meses a 2

Creemos firmemente que nunca es demasiado temprano para comenzar a sembrar la semilla de la palabra de Dios en el corazón del ser humano, por eso hemos optado por ensenar la palabra de Dios a los bebes desde los 6 meses. La enseñanza es impartida de una manera muy sencilla y corta. Hemos visto grandes resultados ya que la enseñanza es reforzada con cantos infantiles y juegos bíblicos.

Parbulus

Desde los 2 a 4

Esta clase abarca la edad de niños preescolares 2-3 anos. Una edad de mucha oportunidad ya que los niños a esta edad están listos para aprender rápidamente, y que mejor que la palabra de Dios para que sea el fundamento de su conocimiento en este mundo de tanto conflicto. Al mismo tiempo se preparan para el desprendimiento de sus padres al estar encaminándose hacia la edad escolar. Hemos comprobado que los niños que reciben clases en la iglesia antes de ir a la escuela secular no batallan para integrarse a la escuela, pues aquí comienzan a independizarse un poco de sus padres, lo cual facilita la transición del hogar a la escuela.

Principiantes

4 a 6

Los niños de esta clase son de 4-6 anos, aquí han iniciado su vida escolar. Muy inteligentes para memorizar el versículo del día y aprender las historias bíblicas que son presentadas de maneras muy amenas y sencillas de comprender. Las maestras refuerzan la enseñanza con cantos y muchas veces trabajan en manualidades que los niños llevan a casa para seguir recordando las enseñanzas impartidas dentro de la clase.

Primarios

De 7 a 9

Niños de 7-9 anos. Una edad donde el niño comienza a comprender la importancia de entregar nuestra vida a Jesús. Estos son niños muy inteligentes que no solo comprenden las enseñanzas impartidas, sino que saben cómo llevar a la practica la palabra de Dios. Muy dispuestos a memorizar su texto del día cada domingo y su fe es muy grande ya que exponen sus necesidades para que la clase ore por ellas y se unen a orar por las necesidades de otros.

Intermedios

De 10 a 12

Una edad donde los niños comienzan a sentir la necesidad de ser ensenados de una manera más directa. Se caracterizan por ser muy inteligentes y la palabra de Dios comienza a tomar un lugar muy importante en sus vidas. Su fe crece y se rinden a Dios con facilidad, ya que comprenden claramente que el pecado es lo que nos separa de Dios.

Adolecentes

13 y 14

La edad donde el jovencito enfrenta la transición de niño a joven y por lo tanto eso le crea un conflicto interior. Su vida ahora se encuentra en una etapa de crecimiento y desarrollo físico. Aquí, los maestros buscan llenar esa necesidad de la dirección de Dios en cada uno de ellos al impartirles enseñanzas bíblicas que van y tratan directamente con la necesidad del adolescente. Se ora y se busca ganar a estos jovencitos para Cristo ya que aquí en esta edad es donde ellos deciden o no seguir firmemente al Señor.

Jovenes

De 15 a 18

Una edad de decisiones tanto espirituales como seculares. El joven en esta etapa comienza a ser más serio en sus estudios seculares y se va encausando hacia su meta profesional. La meta del maestro es que estos jóvenes se lleven con ellos a Jesús a sus colegios y universidades y que su fe se afirme ya que se enfrentaran a un mundo sin misericordia y hostil que solo tratara de hacerlos caer y fracasar.

Adultos

De 19 en adelante

El resto de jóvenes de 19 anos en adelante juntamente con los demás adultos se quedan en el santuario para recibir la enseñanza que la mayoría de las veces es impartida por el pastor.
Nuestro deseo es que las familias sean ganadas para Cristo y que la fe de los ya salvos sea afirmada. Amamos nuestros niños y jóvenes y oramos para que Dios siga usando la vida de todos los maestros y sus asistentes para que estos alumnos nunca se aparten de la verdad.
Agradecemos a nuestros pastores por confiarnos esta labor. Oramos para que Dios a través de su Espíritu Santo nos guie en todo lo que llevamos a cabo dentro de este ministerio.

Sirviendo al Señor en este Ministerio:
Dora E. Gonzalez
Miriam Duran
Oscar Ramos